Tue. Feb 20th, 2024

Anger, consciente de que su carrera como artista no iba a tener el comienzo que esperaba, se fue a París, donde pasó gran parte de su tiempo saliendo con Cocteau y trabajando para Henri Langlois en La Cinémathèque française (Langlois le regaló a Anger carretes de “¡Que Viva México!” de Eisenstein que completan el círculo del amor del joven por el cine). Sus padres cortaron su asignación en 1950, con la esperanza de obligarlo a regresar a los Estados Unidos, pero la estratagema no funcionó. Permaneció en Europa hasta la muerte de su madre en 1953, realizando y abandonando proyectos en Francia e Italia.

Su hermoso cortometraje de 20 minutos “Rabbit’s Moon” estaba destinado a ser más largo, pero se coló en un estudio de sonido en Films du Pantheon Studio y lo atraparon antes de que pudiera terminar de trabajar. Un proyecto propuesto sobre un famoso ocultista, el cardenal D’este, se ganó hasta el premio “Eaux D’Artifice” de 12 minutos. Gran parte del trabajo de Anger durante este período no se completaría ni mostraría hasta mucho más tarde.

De vuelta en los Estados Unidos, se hizo amigo de uno de sus acólitos, el pionero experimental Stan Brakhage; intentaron colaborar, pero los negativos fueron confiscados cuando ninguno de los dos pagó las tarifas de desarrollo. Hizo la media hora “La inauguración del domo del placer” en 1954, protagonizada por sus amigos, incluida Marjorie Cameron, la viuda del ingeniero de cohetes Jack Parsons. Parsons, como Anger, se convirtió a la religión thelemita de Aleister Crowley y fue una figura importante del ocultismo estadounidense. La película fue una deriva maravillosa y soñadora a través de dioses disfrazados, rostros e imágenes de animales y gramos mientras los símbolos ocultos de Crowley asaltan a sus personajes. Cuando Anger murió el 24 de mayo de 2023, el crítico Adam Piron lamentó que Anger fuera “uno de los pocos en entender el cine como una ceremonia”. “Inauguración”, como lo mejor de Anger, parece una inducción a su sistema de archi-creencias y su culto pagano en lugar de simplemente una colección de imágenes sorprendentemente extrañas de semidioses bebiendo profundamente y deambulando por el purgatorio.

En 1955, sintiéndose abatido tras la muerte de su amigo Thomas Kinsey, el investigador sexual, Anger regresó a París para pasar un período de aislamiento. Sin dinero y sin una película en el horizonte, se acercó a Cuadernos de cine, la revista francesa de crítica de cine, y se ofreció a escribirles relatos que había oído sobre la historia de Hollywood. Cuanto más escribía, más pensaban sus editores que un libro era una mejor salida para estos cuentos, y así nació hollywood babilonia, publicado en 1959 en Francia y unos años más tarde en los Estados Unidos. El historiador de cine Kevin Brownlow representó el punto de vista de las personas que habían realizado una investigación exhaustiva sobre las primeras décadas de la historia de Hollywood cuando dijo que la investigación de Anger debe haber consistido en “telepatía”. Tal vez nada en el libro de Anger sucedió como él dijo, pero, al igual que sus películas, es una ventana a una realidad alternativa satánica y mucho más divertido de creer que la verdad. Como dijo Michael Sicinski cuando Anger murió: “Todo lo que hizo fue sobre la “fábrica de sueños” como supresión de nuestros impulsos más oscuros. A veces esto se manifestaba como una venganza mezquina, pero más a menudo era poesía queer luminiscente”.


By Sandra Winters

Writer | Author | Wordsmith Passionate about crafting stories that captivate and inspire. Published author of [Book Title]. Dedicated to exploring the depths of human emotions and experiences through the power of words. Join me on this literary journey as we delve into the realms of imagination and uncover the beauty of storytelling.