Thu. Feb 22nd, 2024

Había mucho en juego cuando Sarina Wiegman asumió el cargo de Inglaterra en septiembre de 2021.

Nunca antes la FA había designado a una entrenadora de mujeres con un historial internacional establecido, y mucho menos una con credenciales ganadoras de torneos importantes.

El riesgo fue compartido por todas las partes. La expectativa aumentó de inmediato, y con solo 10 cortos meses para incorporar una filosofía completamente nueva antes de un Campeonato de Europa en el centro de atención de las multitudes locales, la decisión tenía que ser la correcta.

Sarina Weigman, entrenadora de Inglaterra Women, observa desde la línea de banda durante la semifinal de la Eurocopa 2022 contra Suecia en Bramall Lane
Imagen:
Sarina Weigman, entrenadora en jefe de England Women, observa nerviosamente desde la línea de banda en Bramall Lane

La propia Wiegman tuvo que sopesar dejar su tierra natal, Holanda, y un equipo al que había guiado al éxito continental en 2017, a favor de dirigir en el extranjero por primera vez e implementar su estrategia europea en un equipo que solo había sido supervisado anteriormente por entrenadores ingleses. – prohibir un breve período intermedio en 2021.

El nombramiento la convirtió en la primera entrenadora permanente no británica de las Lionesses, en un momento en que la inversión en el juego nacional había superado la idea de que las mujeres de Inglaterra pueden competir en torneos internacionales, pero nunca se discutió realmente como candidatas legítimas a la medalla de plata.

Ese telón de fondo ha cambiado significativamente y, sin embargo, Wiegman se ha mantenido completamente impasible ante las demandas de una nación expectante, hambrienta de la gloria del fútbol internacional absoluto desde 1966.

Utilice el navegador Chrome para un reproductor de video más accesible

Jamie Carragher describe a Sarina Wiegman como ‘una ganadora’ y pronostica que las Leonas levantarán el trofeo de la Eurocopa 2022 el domingo.

La tensión, por momentos, ha sido palpable y las holandesas dieron a los 7,9 millones de espectadores que sintonizaron la victoria de cuartos de final de Inglaterra sobre España un breve vistazo de cómo se ve el alivio absoluto con el silbato final. Pero incluso entonces, las celebraciones fueron momentáneas, una ola transitoria de emoción que fue disipada rápidamente por el pragmatismo en su conferencia de prensa posterior al partido. Wiegman suele pasar desapercibido, tanto delante como detrás de la cámara. Es una demanda que exige respeto.

Inglaterra ya ha roto un techo de cristal proverbial este verano. La final del domingo, en caso de salir victoriosos, lo destrozaría por completo.

Esa fue la directiva de Wiegman. Tome a Inglaterra de un equipo en la periferia de darse cuenta de su potencial sísmico y colóquelos al frente y en el centro del éxito en los escenarios más grandes.

Utilice el navegador Chrome para un reproductor de video más accesible

Sue Smith, de Sky Sports, dice que la entrenadora de Inglaterra, Sarina Wiegman, le ha inculcado a su equipo una creencia genuina de que pueden ganar el torneo.

Ha llevado ese manto desde que asumió el papel, pero lo que siguió seguramente incluso superó sus propias proyecciones. El ex jefe de ADO Den Haag ha convertido el pronóstico de verano tradicionalmente sombrío de Inglaterra en uno cargado de momentos inolvidables que han iluminado los estadios de todo el país, incluso cuando el clima ha hecho todo lo posible para empañar la ocasión.

Generaciones de aficionados al fútbol, ​​hombres y mujeres, jóvenes y mayores, hablarán de la noche en que las Leonas rompieron los libros de récords europeos al derrotar a Noruega por 8-0. Se regocijarán con la pura euforia del golazo de Georgia Stanway en la prórroga contra los españoles. Y siempre reverenciarán la audacia del inspirado taconazo de Alessia Russo contra Suecia, un momento que encapsuló a la perfección lo impresionante del explosivo torneo de la joven de 23 años.

En verdad, este es el gran torneo de Inglaterra bajo la dirección de Wiegman. Aquí es donde se anuncian con un asiento permanente en la mesa principal europea.

Utilice el navegador Chrome para un reproductor de video más accesible

La entrenadora de Inglaterra, Sarina Wiegman, elogió a sus jugadoras por “encontrar soluciones” después de un comienzo difícil en su semifinal contra Suecia.

Entonces, ¿el repunte de la fortuna de Inglaterra ha sido planeado por un genio táctico, o su situación ha sido oportunista, impulsada por una convergencia de circunstancias positivas en el momento adecuado? ¿O ambos?

No hay duda de que la influencia del jugador de 52 años en este equipo ha sido transformadora. Se ha mantenido firme en su creencia de que Inglaterra está “lista para escribir historia” y convertirse en el primer equipo femenino, la segunda selección inglesa, en ganar un trofeo de un torneo importante.

Basado en evidencia reciente, ¿quién puede discutir?

Su enfoque es diferente a cualquier predecesor. Toma decisiones audaces e inquebrantables que benefician el desarrollo del equipo, incluso si atraen el escrutinio. Expulsar a la ex capitana Steph Houghton de su plantel de 23 jugadoras antes del comienzo del torneo resumió sus sentimientos hacia el sentimentalismo.

Los equipos de Inglaterra de antaño, tanto masculinos como femeninos, han sido acusados ​​de apegarse a lo que conocen: la rutina arcaica. No Sarina. Nueve de su selección de Euros nunca habían jugado un segundo de un torneo importante de fútbol antes del 6 de julio.

Se ha granjeado el cariño de la nación al cumplir su promesa. No hay trucos, ni trucos de relaciones públicas, ni retórica inteligente para ganarse a las masas. Quiere ganar partidos de fútbol jugando una marca de fútbol que entretenga a las multitudes, inspire a las generaciones más jóvenes y deje una huella duradera en la estructura de la comunidad futbolística.

“Dijimos antes del torneo y durante todo el tiempo que queremos inspirar a la nación, creo que eso es lo que estamos haciendo y marcando la diferencia. Todo el país está orgulloso de nosotros”, dijo después de la victoria del martes sobre Suecia.

Beth Mead y Lauren Hemp se unen a Fran Kirby (centro) para celebrar su gol que puso a Inglaterra 4-0 adelante contra Suecia en su semifinal de la Eurocopa 2022 en Bramall Lane.
Imagen:
Beth Mead y Lauren Hemp se unen a Fran Kirby (centro) para celebrar su gol que puso a Inglaterra 4-0 adelante contra Suecia.

Sus palabras son infalibles y el impacto que está teniendo con este equipo está creando un legado. Una racha de 19 partidos sin perder ha contribuido a ello y si el partido número 20 se corona con la gloria europea en el estadio de Wembley, su nombre se escribirá en el folclore inglés con tinta negra permanente.

Sin miedo al examen – viene con el trabajo – Wiegman ha nombrado un XI inicial sin cambios en los cinco partidos de Inglaterra en el camino a la final. Si sigue con esa fórmula nuevamente el domingo, se convertirá en la primera entrenadora en la historia de la Eurocopa en nombrar la misma alineación inicial en todos los partidos, masculino o femenino.

Cuando guió a Holanda a finales consecutivas de Grand Slam en 2017 y 2019, hizo tres y cinco cambios en las alineaciones, respectivamente. Cuando los holandeses se coronaron campeones en casa hace cinco años, usó solo 13 jugadores en todo el torneo. Es directamente de su libro de jugadas de gestión.

Ella favorece la consistencia, pero lo que es más importante, sabe cómo orquestar este equipo de Inglaterra.

Se aplica el antiguo proverbio; ‘nunca cambies un equipo ganador’. Pero no es por eso que Inglaterra se ha mantenido sin cambios. Es que Wiegman tiene la máxima fe en la responsabilidad que se le otorga a cada jugador, y su valor no es más ni menos digno desde el banquillo de suplentes. De hecho, es porque cada una de las presentaciones de Russo ha sido tan impactante que no puede empezar.

Utilice el navegador Chrome para un reproductor de video más accesible

Alessia Russo dice que reaccionó instintivamente para marcar su sensacional gol de tacón durante la victoria de Inglaterra en semifinales sobre Suecia.

Su papel principal es ‘super sub’ y lo está interpretando a la perfección. No olvides que Ellen White se ha corrido contra el suelo durante una hora, desplazando a los defensores y cuestionando su juego posicional en todo momento, antes de la oportuna llegada de Russo. Esa es la estrategia, y funciona. Los planes B, C y D están bien ensayados y se pueden desencadenar en cualquier momento.

Las personas están prosperando, sobre todo Beth Mead, contendiente a la Bota de Oro, que se centró en los escuadrones anteriores de Lionesses y el Equipo GB en los Juegos Olímpicos de Tokio debido a una falta de forma percibida.

Beth Mead pone a Inglaterra 1-0 por delante contra Suecia en la semifinal de la Eurocopa 2022 en Bramall Lane
Imagen:
Beth Mead adelantó 1-0 a Inglaterra contra Suecia en la semifinal en Bramall Lane

Cuando se le preguntó sobre la influencia de Wiegman, la máxima goleadora conjunta de la Eurocopa 2022, Mead, respondió: “Ella ha traído un gran ambiente y cultura al equipo. Hay mucha claridad en la forma en que jugamos”. Y es esa identidad la que ha beneficiado tanto a Inglaterra.

El enfoque “sensato” de Wiegman también ha ayudado a generar una mayor confianza en las actuaciones, explicó recientemente la mediocampista Kiera Walsh. El enfoque siempre está en las fortalezas de Inglaterra, no en las del oponente. Esa creencia ha impregnado todas las exhibiciones de Inglaterra en este torneo, tanto que los expertos y los corredores de apuestas habían señalado a las Lionesses como favoritas para desplazar al segundo equipo mejor clasificado de la FIFA en el mundo, Suecia. Lo hicieron con estilo.

Su juego de presión también ha mejorado, un sello distintivo de la educación continental de Wiegman. Tanto White como Mead se han beneficiado de una gran presión que ha llevado a una pérdida de posesión y poco después a un gol, sobre todo contra Noruega.

Inglaterra Suecia Eurocopa 2022 Ellen White
Imagen:
Elena de White incrédula mientras Inglaterra avanza a su tercera final de la Eurocopa

El gol de Russo contra Suecia, un momento de magia en solitario, fue posible porque Walsh ganó el balón en lo profundo del territorio sueco antes de alimentar a Fran Kirby, quien a su vez encontró los pies intrépidos del delantero del Man United. Este lado está repleto de técnicos.

Sin inmutarse por la carga de la expectativa, Inglaterra nunca ha estado en mejor posición para coronar un trascendental verano de fútbol con una medalla de ganador y su primer gran honor el 31 de julio. Sin embargo, el campamento está relajado. Esa es la base misma de los principios holandeses y, colectivamente, el grupo cree en ese proceso.

Wiegman ha transformado a este equipo en uno de los favoritos del torneo en menos de un año y sabe muy bien cómo manejar la presión amplificada por la histeria del país de origen. Si esto es lo que se puede lograr en menos de 12 meses, todos los fanáticos de las Lionesses tienen derecho a ser tremendamente optimistas sobre lo que depara el futuro.

El fútbol bien puede estar a punto de volver a casa.


By Sandra Winters

Writer | Author | Wordsmith Passionate about crafting stories that captivate and inspire. Published author of [Book Title]. Dedicated to exploring the depths of human emotions and experiences through the power of words. Join me on this literary journey as we delve into the realms of imagination and uncover the beauty of storytelling.