Tue. May 17th, 2022

EJ Obiena gana otro oro en salto con pértiga en los Juegos SEA.  FOTO DE LA PISCINA DE JUEGOS DEL MAR

EJ Obiena lidera una ráfaga de medallas de oro el sábado. FOTOS APORTADAS

HANOI: una campaña que comenzó a la perfección cuando el reloj marcó la medianoche del sábado y recolectó más medallas de oro al amanecer sufrió algunas derrotas impresionantes a medida que avanzaba el día.

EJ Obiena, sin embargo, saltó al rescate.

El atleta olímpico de Tokio y actual poseedor del récord asiático demostró su valía en los 31º Juegos del Sudeste Asiático (SEA) el sábado, reteniendo su título de salto con pértiga y estableciendo un nuevo récord de encuentro en el Estadio Nacional My Dinh.

“Las condiciones eran duras [and] demasiados [of my competitors] estaban teniendo calambres”, dijo Obiena, de 6 pies 2 pulgadas, el No. 5 del mundo en salto con pértiga masculino. “Pero no tuve calambres, así que eso es algo bueno”.

Justo en el primer intento, Obiena logró la medalla de oro en los Juegos SEA, su segunda consecutiva, con un salto de 5,40 metros. Después de consultar a su padre, Obiena fue por el récord de la competencia y también lo logró de una sola vez. Registró 5,46 m, mejorando su propia marca de 2019 de 5,45.

“Estoy aliviado, para ser honesto, y feliz también”, dijo Obiena, cuya demostración de talento borró meses de mala publicidad por su disputa con la Asociación de Atletismo de Atletismo de Filipinas por problemas de liquidación.

máquina de tarareo

Dos medallas de oro en kickboxing aumentaron el botín del país, incluso cuando el triatlón retuvo sus títulos masculino y femenino para mantener la máquina de medallas del Equipo de Filipinas tarareando.

“Esperábamos esto en primer lugar, pero nunca nos relajamos a pesar de la confianza que tenemos. Todavía hicieron su tarea”, dijo el entrenador nacional de triatletas, George Vilog.

En kickboxing, Gina Iniong-Araos, de 32 años, impulsada por el deseo de hacer callar a los bashers que menospreciaron su capacidad para competir después de que eligió criar una familia en medio de una ajetreada carrera de artes marciales, se llevó el oro después de aplastar a Jaiteang Warapron de Tailandia para reclamar la medalla de oro de 60 kilogramos de patada baja femenina.

“Se ha convertido en un desafío para mí, las personas que dicen que debo renunciar y solo concentrarme en cuidar a mi hijo”, dijo Araos en filipino.

Jean Claude Saclag hizo retroceder a otro tailandés, Chaleamlap Santidongsakum, en la patada baja masculina de 63 kg, por el otro oro en kickboxing.

De madrugada, los filipinos Fernando Casares y Kim Mangrobang imprimieron su clase en el triatlón masculino y femenino, que el país viene dominando en las últimas dos ediciones.

Preparado para París

El filipino-español Casares, que ya se preparaba para los Juegos Olímpicos de París, terminó el recorrido (1,5 kilómetros de natación, 40 km de bicicleta y 10 km de carrera a pie) en una hora, 56 minutos y 57 segundos, casi cuatro minutos por delante de su compatriota filipino Andrew Kim Remolino, quien se llevó la plata.

Mangrobang capturó su tercera corona consecutiva después de cronometrar 2:13:31, mientras que su compañera de equipo Raven Faith Alcoseba quedó en tercer lugar.

“Esto está planeado. Queremos continuar con nuestro dominio en el triatlón”, dijo el jefe de la Asociación de Triatlón de Filipinas, Tom Carrasco.

Mangrobang, de 30 años, volverá a tomar las calles el domingo mientras el país espera otro triunfo en el duatlón (10 km de carrera, 40 km en bicicleta, 10 km de carrera).

Entre las sorprendentes derrotas del día estuvo la de la princesa de wushu Agatha Wong, cuya impecable rutina fue reducida al segundo lugar por un rival indonesio más atrevido.

Pero el tres veces campeón tomó la derrota con gracia y encanto.

“Todavía estoy muy agradecido”, dijo Wong, de 23 años. “Con solo dos meses de entrenamiento [because of the pandemic], no esperaba nada en absoluto. Estoy agradecido también porque me eligieron para la selección”.

Wong entregó una rutina sin errores que generó 9,69 puntos.

Desafortunadamente, la indonesia Alisya Mellynar optó por una actuación más atrevida en el Cau Giay Gymnasium y ganó el oro por dos centésimas de punto (9,71).

“Solo traté de no cometer errores; mientras no cometa errores en mi rutina, estoy bien con eso”, dijo Wong. Volverá a subirse al escenario el domingo en el taijijian (con armas) femenino que gobernó durante la edición de 2019 en Filipinas.

Wong no fue el único oro perdido el sábado.

Gilas Pilipinas se retiró de la contienda por el título después de perder ante Tailandia, 21-17.

Los hombres sembrados No. 2 cayeron ante los tailandeses No. 3, quienes usaron su velocidad y disparos de larga distancia para lograr el máximo efecto en la competencia física en Thanh Tri Gymnasium.

Precisión mortal

Al no encontrar remedio contra un enemigo más grande que disparó la pelota de baloncesto con una precisión mortal, el equipo femenino de 3×3 de Filipinas también se inclinó ante Tailandia, 21-14, ya que el país perdió las dos coronas que ganó en 2019.

Los equipos de hombres y mujeres estaban tratando de salvar el bronce en el momento de la publicación.

A las 6 de la tarde del sábado, el país estaba rezagado en el cuarto lugar con siete oros, 12 platas y 15 bronces. Vietnam está bien encaminado hacia la supremacía esperada del país anfitrión con una cuenta de 31-18-26. Indonesia (13-15-3), Malasia (13-5-15) se encuentran actualmente en segundo y tercer lugar. Tailandia tenía 6-12-22 en el quinto.

El remo también se conformó con bronces en el Centro de Entrenamiento de Haipong, cortesía del atleta olímpico Cris Nievarez en single scull de peso ligero, y Edgar Ilas y Zuriel Sumintac en pareja de peso ligero masculino.

Mientras tanto, el equipo de voleibol masculino de Filipinas quedó atónito ante un equipo camboyano muy mejorado, 25-21, 24-26, 30-28, 29-27 en el Quang Ninh Gymnasium.

El equipo, encabezado por las importaciones de la liga japonesa Bryan Bagunas y Marck Espejo, ganó una medalla de plata sorpresiva cuando derrotó a Tailandia en las semifinales. Ahora, el equipo deberá vencer a los tailandeses el domingo solo para llegar a las semifinales.

El equipo de voleibol femenino, por otro lado, absorbió un desequilibrado 25-15, 25-13, 25-14 a manos de la campeona defensora Tailandia.

Leer siguiente

No te pierdas las últimas noticias e información.

Suscríbase a INQUIRER PLUS para obtener acceso a The Philippine Daily Inquirer y otros más de 70 títulos, comparta hasta 5 dispositivos, escuche las noticias, descárguelos a partir de las 4 a. m. y comparta artículos en las redes sociales. Llama al 896 6000.


By admin