El Consejo Municipal de Salud en Álamos determinó ayer que la actividad turística siga suspendida al permanecer el Municipio en semáforo rojo por el aumento en el número de contagios de Covid-19.

Por: Fabián Pérez

Los miembros además acordaron que los filtros sigan operando en los distintos puntos del Municipio a fin de contener y evitar que surja un brote de la enfermedad, en la que hasta el martes se registraban 37 contagios.

Prestadores de servicios, microempresarios y representantes de la Oficina de Convenciones y Visitantes, propusieron a los miembros del consejo la reapertura del turismo en Álamos.

Los especialistas al escuchar los planteamientos, hicieron ver a los empresarios que iniciar la reapertura en estos momentos puede ser contraproducente, pues ocasionaría un colapso general en el sistema de salud, donde se pondría en riesgo a la población y al mismo tiempo al personal médico.

Destacaron que en Álamos no se ha disparado el número de casos positivos, debido a la operatividad de los filtros sanitarios instalados en los límites con los municipios vecinos.

“Abrir en este momento el sector turismo, donde Álamos se mantiene en semáforo rojo, ocasionaría un grave problema al sistema de salud y a todos en general”, dijo un funcionario médico.

El alcalde Víctor Manuel Balderrama Cárdenas dijo que entendía la necesidad de los prestadores de servicio, pero para reactivarse la economía se tiene que hacer con mucha responsabilidad.

Exhortó a los empresarios a trabajar en un plan bajo una línea donde se favorezcan y se anteponga primero la salud de Álamos y sus habitantes.

Por lo pronto el Consejo determinó que los filtros continuarán en operación y se reforzarán medidas para evitar la propagación del virus que ya no son contagios foráneos sino locales.

Los miembros del Consejo Municipal de Salud se volverán a reunir el jueves para dar seguimiento al plan estratégico para la reactivación económica y de salud.

La OCV coincide en que la reactivación económica debe darse de forma paulatina y gradual enfocada en el seguimiento a las capacitaciones del personal que labora en cada uno de los establecimientos, a fin de que cuenten con las herramientas para adaptarse a la nueva normalidad.