Thu. May 23rd, 2024

Al igual que en el libro de Emily, cumbres borrascosas, la ambientación es tremendamente importante. Primero vemos a Emily literalmente acariciando la hierba del páramo. ¿Qué fue importante para ti al retratar el entorno en el que vivían las Bronté?

Frances O’Connor: Cuando tenía 20 años, estaba haciendo una película en Londres, [Mansfield Park], y tuve un par de semanas libres porque el director se enfermó. Yo ya era un poco geek de Brontë, así que fui a Haworth, de donde son los Brontë, por primera vez y había algo en visitar ese paisaje que para mí era increíblemente evocador, y podías ver dónde estaba ese mundo de el libro vino. El paisaje está asociado con la emoción la mayor parte del tiempo y realmente quería poner eso en la película. Entonces, el entorno tenía que ser un lugar que se sintiera muy evocador y también elemental con el viento, la lluvia y el canto de los pájaros, para que realmente te sintieras inmerso en el mundo. Una de las cosas que sentí que fue muy importante fue que el sonido también nos ayudó a sentirnos inmersos en el mundo, ya sea la respiración del actor o el movimiento del vestuario. Foleyamos mucho de eso para que realmente sintieras que estabas dentro.

Porque así me sentía cuando leía cumbres borrascosas.

El diseño de sonido es absolutamente magnífico. Me encantó la forma en que entran el sonido de la lluvia y los pájaros y la forma en que entran los sonidos de los pájaros. Durante el sermón, nos sentimos realmente empapados en esa lluvia cuando sube el sonido.

Frances O’Connor: Eso está en su imaginación. Ella lo está imaginando mientras él habla de ello. Y ese es el poder imaginativo que tiene. Tuvimos mucha suerte. Me presentaron a Niv Adiri, que trabaja con uno de mis amigos que es editor. Ha hecho “Gravity”. Hizo “Belfast” el año pasado. Es un mezclador de sonido muy creativo. Queríamos hacer un paisaje sonoro que pudiera convertirse en algo más impresionista y otras veces simplemente muy real. Entonces, hay momentos en los que creamos casi como un vacío, así que no hay sonido. Y luego se abría una ventana y luego te arrojaban al sonido de los pájaros y el viento y la lluvia. Realmente jugamos con él, en términos de hacerlo evocador para la audiencia.

También me encantó la iluminación de la película, que se sentía muy auténtica para la época, solo luz de velas y luz del sol. ¿Cómo afecta eso a tu rendimiento?

Emma Mackey: Fue muy liberador. No sentí que alguna vez me colocaron. No recuerdo haber estado nunca en una marca. El director de fotografía, Nanu Segal, diseñó este brazo en forma de L que sujetó a la cámara con velas, por lo que en las escenas nocturnas y cuando los personajes estaban en la cama, fue increíble. Y ni siquiera cronometró en ese momento. No pensé, “¿Qué está haciendo ella? ¿Qué es ese artilugio? Pero fue genial. Pienso específicamente cuando Charlotte y Emily están en la cama y están contando historias, y Charlotte le está diciendo que se guarde sus historias y es vergonzoso, ese primer tipo de hermana que tenemos, todo fue a la luz de las velas. Eso es lo que le da ese tono. No recuerdo que me dijeran que era mi primer plano, así que, cuando vi la película, dije: “Oh, maldita sea, es una gran parte de mi cara”. Esa es una muy buena señal, creo. Yo no era consciente de mí mismo. La iluminación y la forma en que se movía la cámara fueron claves para que así fuera.

By Sandra Winters

Writer | Author | Wordsmith Passionate about crafting stories that captivate and inspire. Published author of [Book Title]. Dedicated to exploring the depths of human emotions and experiences through the power of words. Join me on this literary journey as we delve into the realms of imagination and uncover the beauty of storytelling.